La automedicación y el abuso de determinados fármacos puede ser peligroso para las personas mayores

Hay dos consejos que se repiten desde hace años en los medios de comunicación: «Lea las instrucciones de este medicamento y consulte con el farmacéutico». Esta recomendación tiene especial importancia cuando se trata de seguir correctamente los tratamientos de las personas mayores. Y antes incluso de preguntar en la farmacia, es necesario que la medicación sea prescrita por un médico de familia.

En determinados casos puede conllevar tanto riesgo no seguir ningún tratamiento farmacológico como hacer un mal seguimiento del mismo. Algunos de los ejemplos más comunes son: no cumplir los horarios y los días necesarios durante la medicación; dejar un tratamiento a medias; o el muy frecuente abuso de los antibióticos en situaciones que no lo requieren.

Son prácticas que tienen como resultado la mala curación de enfermedades, su cronificación en el paciente, e incluso facilitan que los virus se hagan más resistentes. Es por eso de especial importancia evitar la automedicación o el abuso de determinados fármacos en las personas mayores.

El mal hábito de tomar un medicamento recomendado por conocidos

Es normal hablar con amigos y familiares cuando se tiene una dolencia. Ya sea por ser el propio paciente o la persona que se encarga de su medicación. Sin embargo es importante recalcar que no es recomendable usar ningún tipo de medicamento por consejo de alguna persona de confianza. La composición de todas las medicinas puede incluir determinadas sustancias y reactivos que produzcan efectos adversos para el paciente.

Incluso se puede dar el caso de que un medicamento no prescrito potencie o anule el efecto de un tratamiento recomendado por el médico. Entre estos casos se puede encontrar el uso de un medicamento no prescrito como cura preventiva. Sería el caso del uso innecesario de aspirinas en mayores de 60 (sin antecedentes cardíacos) para evitar un ataque al corazón.

En referencia al problema del abuso de medicamentos, en España habría que resaltar un caso de especial preocupación. El uso de tranquilizantes entre las familias españolas ha llevado al país a encabezar el ranking a nivel mundial. Entre las principales causas de su sobreutilización están la falta de psicólogos en atención primaria. Los profesionales reclaman además disponer de más tiempo para la atención de dichas consultas médicas.

Cuidado con la sobremedicación

Las personas mayores pueden tomar varios tipos de medicamentos para tratar sus afecciones. Esta situación hace especialmente importante un control eficiente por parte de un especialista. Con la edad aumenta el riesgo de generar descontrol en el organismo al usar determinados fármacos a la vez. Por eso es recomendable tener en cuenta consejos para su buen uso.

Estas recomendaciones son también necesarias en los casos de personas mayores a cargo de cuidadores. Es muy importante que estas personas sean bien informadas con todas las particularidades de los tratamientos del familiar. Por eso es muy importante conocer las claves para conocer la labor de los cuidadores y cuidadoras de personas mayores.

En Dedicares somos conscientes de la importancia de cuidar la correcta medicación de cada persona. Nos encargamos del control y seguimiento de los tratamientos prescritos por un facultativo.

 Si necesitas apoyo y ayuda para asistir a un familiar mayor, y busca los cuidados necesarios para atender con total confianza y seguridad a tu ser querido, no dudes en ponerte en contacto con nosotros

la persona mayor modelo de atención

La deshumanización en el trato a las personas mayores se ha visto plenamente evidenciada durante la pandemia, la cual ha causado además de mortandad y enfermedad, miedo y un sufrimiento indescriptible a las personas de la tercera edad en todo el mundo. Debido a estas circunstancias,  la COVID-19 ha contribuido a que estas personas estén en mayor riesgo de pobreza, discriminación y aislamiento.

La dramática cantidad de fallecidos en residencias de ancianos y muchas situaciones vividas durante la actual crisis del COVID-19 han puesto en la palestra el trasfondo «gerontofóbico», y ha subrayado la preocupante actitud de la sociedad frente a este sector poblacional. Un reflejo de la incongruencia vivida es que se ha ofrecido un discurso de respeto y tolerancia pero la realidad y los hechos ocurridos ha puesto en evidencia que era una falacia.

Muchas instituciones internacionales han reconocido la necesidad y la exigencia de humanizar los servicios y las prestaciones de atención a las personas de la tercera edad. Se ha constatado que en una situación de dependencia y de enfermedad es necesaria dignificar en todos los ámbitos tanto político como económico como cultural los servicios que se prestan a estas personas.

Un modelo de atención a las personas mayores: ¿quién debe ser lo más importante?

Entre las instituciones nacionales se reconoce que debe existir una atención social con acceso universal y equidad en los servicios promocionando la participación y conciencia de toda la comunidad, ofreciendo un modelo de atención integral centrada en la persona.

Porque la persona mayor debe estar en la diana de un modelo de atención capaz de empoderar, de hacerle partícipe y de que pueda tomar decisiones en todos los procesos. Esto implica, por supuesto, ser consciente de la singularidad de la persona y que es necesario centrarse en sus capacidades frente a aquello que la hace dependiente, contribuyendo a su autodeterminación.

El cuidado y la atención a la persona mayor debe hacerse en casa, en el hogar, y cuando esto no sea posible en un entorno similar.

No hay que olvidar, en este sentido, que también es fundamental proteger y valorar el trabajo del cuidador y de la familia, garantizando especialización y profesionalidad.

La persona mayor debe tener una atención personalizada y acorde con sus intereses. Por lo que se hace imprescindible el acompañamiento profesional que cubra las necesidades psicológicas, emocionales y sociales de la persona con el fin de que mantenga su identidad y su autoestima.

Por ello es necesario desarrollar un modelo de atención que sea una respuesta eficaz a la actual pandemia por COVID-19 y que sirva para el futuro. Ha existido una especial vulnerabilidad de las personas mayores, durante este último año, y la fragilidad del actual sistema de cuidados no ha hecho más que perjudicar esta fragilidad. Se debe desarrollar una atención de cuidados eficiente y centrada en la persona mayor, dignificándola.

El hogar es el lugar más idóneo para que la persona mayor disfrute de esta etapa de vida. Por supuesto, que estos lugares deberán ser adaptados, contando con una atención domiciliaria que cubra las necesidades personales (físicas y psíquicas) del paciente, y apoyando y contribuyendo también al bienestar de la familia que cuida de la persona mayor.

contacta personas mayores a domicilio Dos Hermanas

cuidado facial mascarilla

La mascarilla es algo esencial en nuestra vida desde hace un año y aunque ya estamos, poco a poco, acostumbrándonos a ella, no es fácil lidiar con las incomodidades que produce su uso.

Ha llegado la primavera y comienza a hacer algo de calor, por ello, es un buen momento para reforzar nuestras rutinas en el cuidado facial. ¿Quieres conocer cuáles son nuestras recomendaciones? A continuación, ofrecemos 5 recomendaciones sobre el uso de la mascarilla y el cuidado de la piel de la cara ahora que ha llegado el buen tiempo.

Limpieza

Limpia e hidrata la piel antes y después de usar la mascarilla. ¿Cuáles son los mejores productos para esta rutina? Aquellos que no obstruyan la piel, que tengan una textura ligera y de rápida absorción.

Durante el verano y por el calor, la piel suda más. Una manera de controlar ese exceso de sebo es limpiar bien la piel con un tónico antes de aplicar cualquier producto de maquillaje.

Eso sí, nuestro consejo es que evites, en la medida de lo posible, el uso continuado del maquillaje en estos tiempos y si lo haces que no sean productos muy compactos.

Protección

Una de las mejores recomendaciones que podemos ofrecer, ahora que llega el buen tiempo, es la hidratación con alto factor de protección para el cuidado facial.

Muchas personas creerán que el uso de la mascarilla ya es un elemento protector frente a los rayos del sol, pero esto no es del todo cierto ya que no nos protege de sus efectos dañinos.

El uso tan prologando de la mascarilla en nuestro día a día, ha supuesto que una parte de la cara (desde la nariz hasta la barbilla) esté mucho más sensible -por la humedad que se genera y por la fricción-, provocando un perjuicio significativo a nuestro rostro.

Aplicación

La aplicación de la hidratación con factor de protección se debe hacer momentos antes de colocarse la mascarilla. Intentar, en la manera de lo posible, volver a aplicar la crema fotoprotectora si nos hemos quitado la mascarilla pues puede ser que en el gesto de retirar y colocarla de nuevo hayamos eliminado el cosmético.

Continuidad

Igual que nos hemos acostumbrado al uso de la mascarilla diariamente cada vez que salimos a la calle, debemos adoptar una rutina regular en el cuidado de la piel. Si antes no habías interiorizado la importancia del cuidado facial, ahora es imprescindible limpiar e hidratar tu cara antes y después de usar la mascarilla. Dale continuidad a esta tarea y verás los resultados a corto plazo.

Prevención

A muchas personas la mascarilla está provocando picor, sarpullido, dermatitis, e incluso acné. Es importante prevenir y cuidar especialmente la piel para aliviar estas incomodidades. Consulta a tu especialista y busca productos que mejoren tu piel.

También puede producir rozaduras en la piel en determinados puntos de la cara: nariz, barbilla y mejillas. Para ello, puedes utilizar protector de la piel que te evite estos roces.

La ola de frío hace necesario aumentar los cuidados de las personas mayores

El país se enfrenta a uno de los inviernos más fríos que se recuerdan. Tras el paso del temporal Filomena, una decena de comunidades autónomas han tenido que activar la alerta roja por los problemas provocados por las fuertes lluvias, la nieve y el frío. El Gobierno ha advertido además sobre la posibilidad de que se sucedan días debido a las heladas.

En DediCares siempre hacemos referencia a la importancia que tiene el extremar las precauciones en los periodos con cambios bruscos de temperatura. En esta ocasión, la ola de frío hace  necesario aumentar los cuidados de las personas mayores. Como se advierte desde diferentes medios informativos, las olas de frío como la que sufre España «provocan más mortalidad que el calor».

Ante los días de bajas temperaturas que se avecinan lo más importante es: escuchar a los expertos, estar bien informados y seguir una serie de recomendaciones que ayudarán a combatir eficazmente el frío que afecta a las personas mayores.

El frío afecta a las personas mayores

Las personas mayores se encuentran entre los grupos de riesgo a los que los cambios de temperatura puede afectar más. Para comprenderlo mejor habría que tener en cuenta que, a medida que envejecemos, el sistema de termorregulación del cuerpo se ve alterado.

Con la alteración de la capacidad para recibir la temperatura, las personas mayores experimentan una mayor dificultad para adaptarse al frío o al calor. Por eso es muy importante estar atentos a este tipo de cambios bruscos en el termómetro. La disminución en la temperatura ambiente sumada a la falta de percepción de ese cambio pueden provocar enfriamientos, resfriados o gripe.

En el caso de ancianos que sufran de otro tipo de dolencias, como por ejemplo la artrosis, el efecto del frío puede agravar sus dolencias. Otras enfermedades como el Parkinson dificultan la capacidad de los mayores para abrigarse y por tanto protegerse mejor del frío. Por eso es recomendable estar muy atentos frente a este tipo de cambios en la temperatura.

Algunos consejos para combatir la ola de frío

Es importante tener en cuenta que enfrentarse a una situación meteorológica adversa no tiene que implicar la anulación total de la actividad. Hay que ser conscientes que son periodos puntuales en los que hay que adaptarse lo mejor posible. El frío afecta a las personas mayores pero, para sobrellevarlo de la mejor forma, hay una serie de recomendaciones que pueden ayudar a nuestros mayores y su estado de salud.

– Evitar los cambios bruscos de temperatura. A la hora de salir a la calle, o incluso al cambiar de una habitación a otra, hay que vigilar esos cambios.

– Abrigarse bien. La ropa es una de las principales protecciones frente al frío. Vestir por capas es una buena fórmula de poder ajustar la temperatura al cambiar de espacios.

– Cabeza, pies y manos son las principales partes a proteger frente al frío. Un mal calzado, descuidar el calor que se pierde por la cabeza u olvidarse de cubrir las manos, es muy perjudicial para la salud.

– Evitar salir a la calle durante las horas donde la temperatura es más baja si no es necesario.

– No caminar sobre superficies resbaladizas para evitar caídas.

A estos consejos se le suman otros que también son útiles, como seguir una buena dieta alimenticia o realizar actividad física en casa, ya que ayudan a mantener el calor en el cuerpo y activan la circulación.

Si estás preocupado porque algún familiar, que viva cerca o lejos de ti, pueda sentirse solo o necesite cuidados durante estos meses de frío. O si crees que puede necesitar acompañamiento profesional, no dudes en ponerte en contacto con nosotros.

 

contacta personas mayores a domicilio

Extremar los cuidados en Navidad

Se acercan unas fechas muy especiales, y es necesario que todos seamos conscientes de la importancia de extremar los cuidados en Navidad. Desde DediCares somos muy conscientes de que los cuidados son importantes siempre, con o sin días festivos. Pero en esta ocasión queremos aportar nuestro granito de arena para concienciar sobre cómo podemos ayudar a los demás estas Navidades. En especial a todas las personas mayores.

Es cierto que este 2020 quedará marcado como un año trágico ante las cifras tan nefastas arrojadas por la COVID-19. Los esfuerzos realizados por toda la sociedad y los cambios a los que nos hemos visto obligados han supuesto un antes y un después.

Para las personas mayores ha tenido efectos directos en el cambio de rutinas saludables, en la actividad física relacionada con poder salir a la calle, en la asistencia sanitaria o la obtención de medicamentos, entre otras cosas. Pero esta enfermedad infecciosa ha tenido también repercusión en otro tipo de aspectos psicológicos. Como explicamos en nuestro anterior post.

Campaña ‘El mejor regalo es cuidarnos’

Con la intención de concienciar a los españoles de los beneficios de aumentar los cuidados en Navidad, el Ministerio de Sanidad ha puesto en marcha la campaña ‘El mejor regalo es cuidarnos’. Una campaña que queda bien plasmada en este vídeo:

Las personas mayores son plenamente conscientes de que la crisis del COVID-19 no ha sido la primera, ni será la última, que nos podría afectar como sociedad. Por eso es necesario que, como muchos de ellos llevan haciendo toda su vida, todos hagamos un esfuerzo como sociedad por adaptarnos y hacer las cosas de la mejor forma posible. Además, extremar los cuidados en Navidad es una gran forma de agradecer el esfuerzo que están realizando todos los sanitarios.

Tener presente las 6 M para aumentar los cuidados en Navidad

Entre las recomendaciones realizadas por el Ministerio de Sanidad destacan las llamadas » las 6 M». Son medidas relativamente sencillas de hacer, ya que se han ido practicando desde los primeros meses de la pandemia.

– 1 Mascarilla: Hay que usarla también en las reuniones familiares.

– 2 Metros: Mantener la distancia de al menos 1,5 metros entre los asistentes.

– 3 Manos: Lavarse las manos frecuentemente con agua y jabón.

– 4 Menos: Mientras menos contactos mejor, en una burbuja estable.

– 5 Más: Ventilación y actividad al aire libre y con las ventanas abiertas.

– 6 Me: Quedo en casa si tengo síntomas o me han diagnosticado de COVID, si estoy esperando los resultados o si he estado en contacto con un caso.

Además de estas recomendaciones, la Junta de Andalucía ha prorrogado hasta el próximo día 12 las medidas actuales frente al coronavirus. Por lo que habrá que estar muy atentos para saber cómo se flexibilizarán las medidas ante los días de Navidad.

Un pequeño paso hacia la esperanza

Una importante noticia en la lucha contra la COVID-19 saltó a los medios de comunicación el pasado día 8. Margaret Keenan, una mujer de 90 años, se convirtió en la primera persona vacunada en occidente de manera oficial.

Los expertos advierten constantemente sobre la importancia de ser cautos ante la llegada de una vacuna salvadora en tan poco tiempo. Es importante que todos seamos conscientes de que la lucha contra el coronavirus será larga. Por tanto, los sanitarios recuerdan que no se puede bajar la guardia frente al virus. En cualquier caso, el arranque del plan de vacunación frente a la COVID-19 representa un primer paso para ayudarnos a cuidarnos frente al virus.

Si estás preocupado porque algún familiar, que viva cerca o lejos de ti, pueda sentirse solo. O si crees que puede necesitar acompañamiento profesional, no dudes en ponerte en contacto con nosotros.

 

contacta personas mayores a domicilio

La empresa sevillana participa en el acto homenaje organizado por la Hermandad de la Primitiva Pastora de Sevilla en las vísperas del Tercer Domingo de septiembre.

 

Sevilla, 21 de septiembre de 2020. La empresa sevillana Dedicares, centrada en la atención a domicilio de las personas mayores, ha participado en el acto homenaje a las víctimas de violencia de género que ha organizado la Primitiva Hermandad de la Divina Pastora y Santa Marina de Sevilla.

El emotivo acto se inició con el ya tradicional Acto de Homenaje a las Mujeres Víctimas de la Violencia de Género, una lacra de nuestra sociedad actual que cada año se cobra las vidas de mujeres. Para recordar su memoria, durante el acto tiene lugar la colocación de cuatro codales de los candelabros de guardabrisas del paso procesional de la Santísima Virgen, con las inscripciones: Mujer, Madre, Hija y Esposa.

Este año ha recaído el honor de la colocación de estos cirios en: «MUJER» Doña Rocío Ramos de los Reyes, Oficial de la Policía Local de Sevilla; «MADRE» N. H. Doña Rosario Padilla Hoyuela; «ESPOSA» Doña Ana Isabel Mora Gómez, gerente de la empresa «Palmas Blancas» de la ciudad de Elche (Alicante); e «HIJA» Doña Ana María Morillo Reina, Responsable de Comunicación de la empresa Dedicares.

En el acto estuvieron presentes además el Hermano Mayor de la Divina Pastora y Santa Marina, Andrés Martín Angulo; el Delegado de Fiestas Mayores, Juan Carlos Cabrera; y el gerente de Dedicares, Antonio Solís.

virus tercera edad cómo evitarlos

Debido a la época del año en la que estamos y a las últimas informaciones sobre el Covid-19 (más conocido como Coronavirus), la población se encuentra en estado de alerta ante la posibilidad de contraer alguna enfermedad  de tipo vírica. Prueba de ello es la cada vez mayor demanda de mascarillas en todas las farmacias del país. Sin embargo, descartando la preocupación general por el Coronavirus, enfermedades como la gripe afectan cada año a personas de todas las edades en España (solo el año pasado se registraron más de 523.300 casos y 6300 fallecimientos según datos del CSIC).

Uno de los grupos de edad más vulnerable son los ancianos que presentan una tendencia mayor a contraer este tipo de enfermedades y sus efectos en el organismo son más nocivos. Pero, ¿por qué debe cuidarse más la tercera edad que el resto de la población ante estas posibles enfermedades producidas por la infección de los denominados virus? y ¿cómo podemos evitar las infecciones víricas?

 

ENFERMEDADES VÍRICAS EN LA TERCERA EDAD. CAUSAS Y FACTORES DE RIESGO

Las infecciones en los ancianos son mucho más perjudiciales que en los jóvenes. Es clave tratar a estos pacientes en profundidad para evitar que los síntomas se compliquen y hagan aún más daño en el organismo. Por eso el tratamiento de “una simple gripe” es mucho más prioritario para los pacientes de más de 65 años.

Entre los factores de riesgo de infección en la tercera edad encontramos diversos tipos:

-Factores intrínsecos relacionados con el propio organismo. Destacan el debilitamiento del sistema inmunitario, el envejecimiento de algunos órganos y la elevada incidencia de desnutrición.

– Factores extrínsecos relacionados con el medio en el que se encuentra el paciente. Algunos son la aparición de enfermedades exteriores que agudizan los efectos de los virus en el organismo,  el aislamiento social, la falta de higiene y atención médica,  la elevada frecuencia de procedimientos hospitalarios agresivos (sondas vesicales o nasogástricas), así como la ausencia de medidas preventivas eficaces.

Además de ser más comunes, las infecciones víricas pueden manifestarse de manera atípica debido a una serie de causas. Los síntomas se presentan con menor claridad (por ejemplo, fiebre casi inexistente o muy débil) o se confunden con el propio proceso de envejecimiento (dolor en ciertas zonas del cuerpo). El resultado es un diagnóstico incorrecto o ambiguo que agrava aún más el estado del paciente.

Las enfermedades víricas afectan a muchas partes de nuestro organismo. En los ancianos, las más afectadas suelen ser el sistema respiratorio (bronquios, pulmones, nariz…), el sistema intestinal (estómago) o el sistema nervioso central. Entre las infecciones más comunes encontramos:

-Sepsis y Bacteriana.

-Neumonía.

-Infecciones en el tracto urinario.

-Infecciones en el sistema nervioso central.

-Endocarditis infecciosa.

-Infecciones cutáneas.

 

CÓMO PREVENIR LA GRIPE Y OTRAS INFECCIONES. CONSEJOS Y CUIDADOS A SEGUIR

A pesar de que existe un riesgo real con enfermedades como la gripe en la tercera edad, se pueden seguir una serie de pautas para prevenir o evitar el contagio:

-Vacunarse ante la posibilidad de contraer estas enfermedades.

-Evitar el contacto con otras personas enfermas.

-Mantener una higiene adecuada (lavarse frecuentemente las manos, usar pañuelos desechables, cubrirse la boca al estornudar…)

Si, por el contrario, ya se ha contraído la enfermedad, hay una serie de cuidados que seguir:

-Ante los primeros síntomas, acude al médico. Tos seca, fiebre, dolor muscular, aumento de mucosidad… puede alentarnos de una posible infección.

-Descanso general. Evitar esfuerzos y situaciones que puedan empeorar la situación del paciente.

-Una correcta hidratación del organismo.

 

En DediCares somos conscientes de la gravedad que las infecciones pueden causar en las personas de avanzada edad, por eso ponemos a vuestra disposición nuestros mejores especialistas para el cuidado en procesos virales donde los enfermos puedan necesitar atención profesionalizada.

solicitar presupuesto DediCares

Comilonas en Navidad consejos para 2019

Estamos muy próximos a las celebraciones de Navidad y sabemos que muchos mayores que nos leen, están interesados en conocer cómo disfrutar de las comilonas con familiares y amigos sin caer en los excesos y llegar hasta el final sin sobrepeso.  Mantenerse saludable puede ser un desafío durante esta época del año, especialmente para las personas mayores.

2019 cierra ya sus puertas en unos días y esperamos que hayáis tenido un excelente año. Para un perfecto colofón, os ofrecemos 5 consejos prácticos con el fin de deleitaros de las comidas con vuestros seres queridos y no llegar a lamentaros.

1.- PREVENIR ANTES QUE CURAR

Somos conscientes de que en Navidad suelen producirse ciertos excesos: comidas opulentas y largas sobremesas acompañadas de dulces y bebidas. Son momentos en los que nos olvidamos de las recomendaciones médicas (no azúcar, no sal, no alcohol, no grasas,…) y disfrutamos sin importarnos mucho de las restricciones.

Si eso es así, es recomendable que los días previos mantengamos una alimentación sana y ligera en calorías para no molestarnos con la báscula pasadas las fechas navideñas. Realizar un almuerzo con una sopa o una ensalada previa a la Nochebuena puede ser una excelente opción, por ejemplo.

2.- REALIZAR EJERCICIO

Siempre se ha dicho que el ejercicio es nuestro mayor aliado para cuidar nuestro cuerpo y fortalecer nuestra salud. Pero, en estos días de ciertos excesos, es imprescindible que esta recomendación se lleve a cabo si queremos superar la Navidad sin enfadar al doctor que nos atiende.

Vamos a caminar, abrigándonos bien, durante aproximadamente una hora al día. Siempre que el tiempo acompañe y durante la mañana preferiblemente.

3.- TIEMPO DE DAR EL RELEVO

En muchas casas españolas se sigue la tradición de que son los padres los anfitriones y organizadores de las grandes comidas navideñas. Pero es verdad, que ya de mayores todo ese esfuerzo de limpiar la casa y cocinar para la familia puede ocasionar cansancio y estrés.

Puede ser buen momento entonces para dar el relevo de la organización a un familiar más joven o en el caso de que no se quiera, delegar mucho del trabajo entre los miembros de la familia.

4.- BEBE MUCHA AGUA. HIDRÁTATE

El agua es fundamental. Las personas mayores especialmente deben beber mucho líquido: agua, infusiones, sopas,… Una recomendación: beber té verde que es un gran antioxidante que protege el hígado de las toxinas del alcohol y te ayuda a depurar el cuerpo.

Por supuesto, evita el alcohol en la medida de lo posible. Muchos medicamentos prohíben la toma de bebidas alcohólicas por sus efectos secundarios.

Sustituya este tipo de bebidas por otras que no contengan alcohol. Hay mucha diversidad en el mercado.

5.- NO OLVIDES LAS INDICACIONES MÉDICAS

Puede costar mucho mantenerse a raya en estas fechas y seguir las indicaciones de nuestro médico en cuanto a la dieta a seguir. Evite las tentaciones si su alimentación, por ejemplo, es baja en sal. Recuerde que después tendrá que dar explicaciones de los excesos a su doctor y sobre todo, que puede ocasionarle algún que otro disgusto en su salud.

 

Las fiestas navideñas son momentos especiales de reencuentro con los seres queridos. Por lo que esto no debe suponer ni estrés ni tensión entre vosotros. La mejor recomendación, sin lugar a dudas, es disfrutar con la familia durante esta Navidad de 2019.

 

consejos prácticos viajar tercera edad

¿Estás pensando en viajar? Siempre es buen momento para hacer las maletas y disfrutar de unos días en algún lugar remoto. Durante la tercera edad hay más posibilidades de planificar un viaje a lo largo de todo el año pues no se cuentan con las ataduras y las responsabilidades de la vida laboral. Antes de preparar el equipaje y organizar los aspectos más importante de tu estancia fuera, deberás tener en cuenta algunos consejos prácticos si quieres realizar un viaje satisfactorio.

 

Planifica y organiza: dos acciones claves para tu viaje

Antes de nada, selecciona el lugar al que quieres viajar teniendo en cuenta aspectos tan importantes como la climatología, el transporte, la estancia, las comidas,… No se puede quedar nada al azar.

Si estás gestionando el viaje a través de una agencia no olvides consultarle todas las dudas al respecto. Ya hay muchos servicios turísticos enfocados a la tercera edad (habitaciones de hoteles adecuadas para la movilidad reducida,  comidas especiales, visitas guiadas para los más mayores,…).

Medicamentos, revisiones previas y consejos de salud antes de viajar

Se aconseja realizar una revisión médica un mes antes de efectuar el viaje y efectuar cualquier consulta que tengas a respecto a tu facultativo.

Una vez que estés haciendo el equipaje incluye en él los medicamentos que necesites incorporando la cantidad adecuada, así como las cajas originales y las recetas correspondientes.

Añade además un pequeño botiquín compuesto de lo más esencial: antiséptico, analgésico, anti-inflamatorio, termómetro, protector de estómago,…

No olvides la tarjeta sanitaria si el viaje es dentro de España. En el caso de que vayas al extranjero, revisa tu seguro médico privado. Si no lo tienes, consulta precios y valora la contratación de uno que cubra cualquier eventualidad en tu estancia vacacional (verifica si atiende emergencias en el extranjero).

Calor y frío: qué debes tener en cuenta a la hora de viajar en la tercera edad 

La climatología es un factor importante a tener en cuenta. Ni el calor ni el frío en exceso es bueno para nuestro organismo. Por lo que la temperatura será un aspecto clave a valorar a la hora de realizar el viaje.

En lugares de máximas temperaturas. Evita salir a la horas de más calor y de más incidencia solar. Bebe abundante agua. Utiliza ropa ligera y cómoda. Usa protector solar.

En lugares de mínimas temperaturas: abrígate adecuadamente. Evita salir en momentos de nevada o de abundante lluvia.

Y en general, no realizar actividades al aire libre y los ejercicios físicos cuando hace o mucho frío o mucho calor.

Límite de edad para viajar en un avión: ¿puedes volar en la tercera edad? 

No existe ningún límite de edad para viajar. Es decir que cualquier persona mayor puede subir a un avión.  Es verdad que se deben tomar ciertas previsiones para prevenir cualquier inconveniente, sobre todo en los trayectos largos:

  • El día antes del vuelo descansa el mayor tiempo posible.
  • Lleva contigo para el viaje los medicamentos necesarios.
  • Prepara comida para llevar (emparedados o bocadillos), siempre te vendrá bien si el hambre aprieta.
  • Utiliza ropa cómoda.
  • Realiza estiramientos de piernas y brazos, antes y después de volar. Y si pasas más de dos horas en el avión, da pequeños paseos por el pasillo.

 

En DediCares somos conscientes de la importancia del acompañamiento. La falta de movilidad, por ejemplo, impide a muchos mayores realizar viajes. Para ello, para que puedan disfrutar de una estancia fuera de casa, ofrecemos un servicio de acompañante a los que quieran viajar y no se atrevan a hacerlo solo.

solicitar presupuesto DediCares

 

 

Hay cinco poblaciones en el mundo que son las denominadas zonas azules, territorios donde la esperanza de vida es superior a la media: Ogliastra en Cerdeña, Okinawa en Japón, Nicoya en Costa Rica, la isla de Ikara en Grecia y Loma Linda en California. Ellos tienen en común varios factores que les han hecho ostentar el récord de ser las personas más longevas. Los aspectos comunes son los de llevar una vida saludable, encontrarse bien con un mismo y sentirse feliz.

soledad y la falta de interés pueden desencadenar en depresión y en tristeza. Es por eso que debemos encontrar actividades que nos ocupen y nos generen bienestar.

En esta etapa de la vida, se dispone de más tiempo para realizar tareas que antes por la escasez de horas libres y las múltiples actividades diarias no se podían llevar a cabo. Por ello, es el momento de buscar tareas que nos provoquen alegría, nos enriquezcan emocionalmente y nos produzcan felicidad.

 

¿QUÉ PUEDO HACER PARA SENTIRME MÁS FELIZ EN LA TERCERA EDAD? 

Es fundamental que nos marquemos metas alcanzables, que nos motiven y que nos ofrezcan un sentido de la vida, entendiendo que es esencial combinarlas con nuestro entorno social para mejorar nuestro bienestar emocional.

La actitud positiva es clave en la tercera edad. Los cambios producidos de forma lógica cuando una persona alcanza los 65 años: jubilación, ausencia de responsabilidades laborales, disminución de la actividad física, pérdida de seres queridos,…, pueden reducir la capacidad de adaptación y la aceptación por esta nueva etapa. Por ello, la actividad física y el ejercicio mental juegan un papel esencial en la persona. Estos aspectos deberán ser generados por uno mismo –es crucial el autocuidado-, desarrollando una vida activa involucrándose en tareas diarias y siendo conscientes de los cambios producidos por la edad.

 

ALGUNOS CONSEJOS PARA SER MÁS FELIZ A PARTIR DE LOS 65 AÑOS 

  1. Incrementar las relaciones sociales. Es el momento de activar el ámbito social quizás más descuidado durante nuestra etapa laboral. Se hace necesario salir y provocar más vínculos sociales con los vecinos, los antiguos amigos o incluso, estrechar más los lazos de unión con la propia familia.
  2. Bailar. Muchas personas han ido posponiendo las clases de baile por falta de tiempo. Ahora es el momento de salir a la pista y disfrutar del placer de bailar. Hay clases para todos los gustos: salsa, bachata, tango, chachachá, mambo, etc. Solo hay que atreverse a apuntarse.
  3. Acudir a un espectáculo. El teatro, la ópera, el musical son espectáculos que ofrecen la posibilidad de salir, de divertirse de la compañía –aunque también puedes ir solo-, de pasar un rato entretenido. Es una actividad gratificante que te aporta la ilusión de lo diferente.  
  4. Aprender un hobby. La pesca, la pintura, las manualidades te pueden ayudar mucho a mantener una buena salud física y mental. Debes elegir con el que te sientas más cómodo y con el que disfrutes más.
  5. Ir a gimnasia de mantenimiento o hacer yoga. El yoga es una de las actividades físicas que más beneficios reporta cuando la practicas con asiduidad.  Es una disciplina suave que mejora la movilidad, la flexibilidad y la agilidad de las personas que la realizan.
  6. Participar en un taller de lectura. La concentración y la retención son aspectos que se activan más con la lectura de un buen libro. No podemos olvidar que ejercitando la memoria favorecemos la actividad del cerebro y ayudamos la memoria a corto plazo, la más afectada con el paso de los años.
  7. Viajar. Siempre se ha dicho que es uno de los placeres de la vida. Los viajes del IMSERSO en España son una excelente oportunidad para aquellos que quieren conocer nuevos lugares, establecer nuevas amistades a unos precios ajustados a los bolsillos de las personas mayores de 65 años.
  8. Hacer senderismo. Caminar por rutas de bajo impacto también favorece nuestra salud física y nos acerca a la naturaleza. Hay muchos clubes en las ciudades, algunos de ellos gratuitos, que te brindan la oportunidad de pasear por el campo y pasar un día entretenido.
  9. Escuchar programas de radio. La alternativa a la televisión puede ser la radio. Este canal de comunicación te ofrece estar en contacto con la actualidad diaria y a su vez, seguir realizando tareas o hobbies: crucigramas, costura, manualidades. De esta manera, activas la mente de doble forma.
  10. Escribir un cuento o tu biografía. Para aquellos que gustan del placer de la escritura y buscan canalizar sus inquietudes narrando historias, es la hora de contar sus vivencias y mostrar al mundo cómo ha sido su vida. ¡Qué buen ejercicio para la mente y qué importante es dejar plasmado todo lo que has vivido hasta la fecha!

 

Para sentirse feliz es crucial que la persona tenga ganas de vivir y de disfrutar del momento. Buscar nuevas oportunidades favorecerá el sentimiento de felicidad y de bienestar emocional con uno mismo. Existen múltiples formas de pasárselo bien, la clave está en elegir cuál te hará sentir bien.  Llegar a los 65 años no implica estancarse y dejar pasar el tiempo sin nada ocioso que hacer.

 

Hay personas mayores que por determinadas circunstancias: detrimento de la movilidad o cuidados especiales, entre otras, requieren del apoyo de otras personas para realizar ciertas actividades.

 

En estos casos lo mejor es solicitar ayuda. Un cuidador puede favorecer tu bienestar, hacerte sentir más feliz. Con su colaboración puedes participar en excursiones, asistir a un espectáculo, mantener conversaciones amenas y relajadas, realizar actividades físicas guiadas para mejorar tu bienestar físico y emocional… Las posibilidades son infinitas.

Si necesitas apoyo asistencial y llevar a cabo actividades que te hagan sentir feliz ponte en contacto con nosotros a través de info@dedicares.com o en el teléfono 955.31.20.28.

contacta personas mayores a domicilio Dos Hermanas