cuidado facial mascarilla

La mascarilla es algo esencial en nuestra vida desde hace un año y aunque ya estamos, poco a poco, acostumbrándonos a ella, no es fácil lidiar con las incomodidades que produce su uso.

Ha llegado la primavera y comienza a hacer algo de calor, por ello, es un buen momento para reforzar nuestras rutinas en el cuidado facial. ¿Quieres conocer cuáles son nuestras recomendaciones? A continuación, ofrecemos 5 recomendaciones sobre el uso de la mascarilla y el cuidado de la piel de la cara ahora que ha llegado el buen tiempo.

Limpieza

Limpia e hidrata la piel antes y después de usar la mascarilla. ¿Cuáles son los mejores productos para esta rutina? Aquellos que no obstruyan la piel, que tengan una textura ligera y de rápida absorción.

Durante el verano y por el calor, la piel suda más. Una manera de controlar ese exceso de sebo es limpiar bien la piel con un tónico antes de aplicar cualquier producto de maquillaje.

Eso sí, nuestro consejo es que evites, en la medida de lo posible, el uso continuado del maquillaje en estos tiempos y si lo haces que no sean productos muy compactos.

Protección

Una de las mejores recomendaciones que podemos ofrecer, ahora que llega el buen tiempo, es la hidratación con alto factor de protección para el cuidado facial.

Muchas personas creerán que el uso de la mascarilla ya es un elemento protector frente a los rayos del sol, pero esto no es del todo cierto ya que no nos protege de sus efectos dañinos.

El uso tan prologando de la mascarilla en nuestro día a día, ha supuesto que una parte de la cara (desde la nariz hasta la barbilla) esté mucho más sensible -por la humedad que se genera y por la fricción-, provocando un perjuicio significativo a nuestro rostro.

Aplicación

La aplicación de la hidratación con factor de protección se debe hacer momentos antes de colocarse la mascarilla. Intentar, en la manera de lo posible, volver a aplicar la crema fotoprotectora si nos hemos quitado la mascarilla pues puede ser que en el gesto de retirar y colocarla de nuevo hayamos eliminado el cosmético.

Continuidad

Igual que nos hemos acostumbrado al uso de la mascarilla diariamente cada vez que salimos a la calle, debemos adoptar una rutina regular en el cuidado de la piel. Si antes no habías interiorizado la importancia del cuidado facial, ahora es imprescindible limpiar e hidratar tu cara antes y después de usar la mascarilla. Dale continuidad a esta tarea y verás los resultados a corto plazo.

Prevención

A muchas personas la mascarilla está provocando picor, sarpullido, dermatitis, e incluso acné. Es importante prevenir y cuidar especialmente la piel para aliviar estas incomodidades. Consulta a tu especialista y busca productos que mejoren tu piel.

También puede producir rozaduras en la piel en determinados puntos de la cara: nariz, barbilla y mejillas. Para ello, puedes utilizar protector de la piel que te evite estos roces.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *