ictus, primeros síntomas, tratamiento

El accidente cerebrovascular (ACV), más conocido como ictus, es una enfermedad que afecta a los vasos sanguíneos encargados de suministrar sangre al cerebro. Suelen tener un inicio súbito y un rápido desarrollo que provoca la confusión y el desconocimiento de quién lo está sufriendo.

Cada año más de 120.000 personas sufren un ictus en España. Es, además, la primera causa de discapacidad adquirida en el adulto y la segunda de demencia tras el Alzheimer según la Sociedad Española de Neurología (SEN). Anualmente se estima que fallecen unas 27.000 personas a causa del ictus en nuestro país, siendo este más habitual en los hombres pero con una tasa de mortalidad mayor en la mujer.

Debido a la ruptura o taponamiento de estos conductos musculares, el flujo de sangre, glucosa y oxigeno que necesita nuestro cerebro no se realiza de manera adecuada. La consecuencia de esta anomalía es la muerte de las células nerviosas al no llegar a recibir oxígeno. Debido a esto, se va necrosando un área cada vez mayor en la zona cerebral.

 

SÍNTOMAS, ¿ESTOY SUFRIENDO UN ICTUS?

Es vital conocer los posibles síntomas de esta enfermedad, pues cada minuto que pasa se agravan las consecuencias que produce en nuestro cerebro y reduce las posibilidades de recuperación. Estos síntomas son fáciles de reconocer y pueden aparecer juntos o por separado. Algunos de los más frecuentes son:

  • Adormecimiento repentino en una o ambas partes de la cara, brazos, piernas o en alguno de los lados del cuerpo.
  • Alteración en la capacidad de hablar o de entender, precedente de un fuerte dolor de cabeza.
  • Dificultad para mantener el equilibrio.
  • Problemas de visión en uno o en los dos ojos.
  • Pérdida de memoria.

Hay que tener en cuenta que según la región del cerebro afectada, la parte del cuerpo que presentará los síntomas será la contraria, salvo en la cara. Por ejemplo, si el ictus se da en la región izquierda del cerebro los síntomas se presentarán en la parte derecha del cuerpo, pero también en el lado izquierdo de la cara.

 

CÓMO PREVENIR Y ACTUAR SOBRE UN ICTUS

Es necesario responder rápido ante un posible ictus. Una correcta actuación es llamar a los servicios médicos de urgencia y nunca acudir directamente al hospital por nuestra cuenta. Esto se realiza para asegurar una correcta atención y administración de los tratamientos necesarios para el paciente.

Además, es importante conocer los factores que pueden aumentar los riesgos de padecer un accidente cerebrovascular para su correcta prevención. Algunos, como la edad avanzada, el sexo o la herencia familiar no son controlables, pero la mayoría pueden ser tratados o modificados. Fumar habitualmente, consumir alcohol o drogas en exceso, estar expuesto a temperaturas extremas, padecer diabetes o tener la presión sanguínea elevada son ejemplos de estos factores de riesgo.

Y, la pregunta más importante: ¿Cómo prevenir un posible ictus?

La SEN recomienda seguir un conjunto  de pautas y hábitos saludables:

  • Realizar una dieta rica y saludable, evitando el colesterol y reduciendo grasas saturadas.
  • Practicar ejercicio frecuentemente.
  • No fumar y moderar el consumo del alcohol.
  • Controlar los valores de la tensión arterial periódicamente, procurando mantenerla en valores normales para su edad.

 

El ictus es una seria enfermedad que afecta no solo a aquellos/as que lo padecen, sino también a sus familias. Dedicares cuenta con un personal especializado para ayudar en la recuperación de las personas afectadas, así como para establecer un estilo de vida saludable para prevenirlo.

Si tienes algún familiar en esta situación, puedes acudir a nosotros. Te facilitaremos nuestra ayuda profesional. 

contacta personas mayores a domicilio Dos Hermanas

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *