Entradas

Los efectos de la Covid-19 sobre la salud socioemocional de los mayores

Los primeros estudios sobre los resultados de la vacunación parecen ser prometedores. A esto habría que sumar el progresivo aumento de nuevos vacunados, que según los últimos datos superan los 2,1 millones con la pauta completa. Son sin duda una ventana a la esperanza después de este primer año de pandemia. Y también un buen momento para evaluar en qué se puede mejorar.

Entre los terribles efectos provocados por la Covid-19 en la sociedad hay uno que ha quedado silenciado. La necesidad de reaccionar con premura para evitar los contagios y los fallecidos ha provocado la toma de medidas drásticas para evitar el colapso de la sanidad pública. Pero esta situación ha acarreado también un fuerte impacto psicológico que se ha llegado a calificar como «la otra pandemia». La emocional.

En el caso de las personas de mayor edad este impacto ha sido incluso mayor. La distancia de muchas familias y la falta de contacto han sido en parte mitigadas gracias a las nuevas tecnologías, pero no lo suficiente.

Los efectos de la Covid-19 sobre la salud socioemocional de los mayores

En anteriores publicaciones hablamos sobre algunos de los principales efectos que estaban comenzando a dar la cara a finales de 2020. Algunos de estos problemas ya existían mucho antes de la pandemia, pero sus efectos se han visto incrementados.

El drástico cambio de hábitos, las restricciones de movilidad e incluso el frenético volumen de información han provocado estrés, sensación de soledad e incluso miedo en muchas personas. Como profesionales en el cuidado de personas mayores, en DediCares intentamos informar sobre la importancia de concienciar a la sociedad sobre el cuidado de la salud mental.

En ese sentido, todos tenemos que ser conscientes del gran valor de prestar un plus de atención en el cuidado de la salud de nuestros mayores. Tanto la salud física como la mental.

La salud mental sale a debate

Los medios de comunicación y las redes sociales han servido estos días como foro de debate sobre la salud mental. Aunque muchos expertos, psicólogos y sanitarios llevan desde el principio de la pandemia tratando de dar visibilidad a esta situación, ha sido una intervención en el Congreso la que ha servido como aliciente.

En cualquier caso es una buena oportunidad para sensibilizar sobre un problema que afecta a buena parte de la sociedad. De hecho, tras la reacción producida por los hechos del Congreso, el presidente del Gobierno se ha comprometido a actualizar la estrategia nacional de atención psicológica y psiquiátrica. Un hecho que serviría para mejorar el Sistema Nacional de Salud.

Uno de los datos que ha causado especial sorpresa en este debate ha sido la cifra de psicólogos clínicos en España. Seis por cada 100.000 habitantes (la media europea es de 18). Una cifra del todo insuficiente para poder afrontar el posible aumento de patologías mentales que podría producirse con la pandemia.

Un primer paso importante para resolver esta situación es por tanto el darle visibilidad y sensibilizar a la sociedad. El esfuerzo conjunto y la comprensión de los posibles efectos de una situación sanitaria como la actual, nos puede servir para aprender y saber afrontar de una mejor forma dichas dificultades.

Novedades sobre la vacuna Covid-19

Hace unos días, la enfermera Adela Schmidt recordaba cómo fueron las primeras horas al atender el primer caso de Covid-19 detectado en España. Apenas se ha cumplido un año de aquel simbólico momento, pero diferentes vacunas contra la enfermedad empiezan a aplicarse por todo el mundo. Un logro sin precedentes para la ciencia, que nunca pudo reaccionar tan rápido frente a una pandemia.

El plan de vacunación de España se encuadra dentro de la línea estratégica de la Unión Europea. Tiene como principales objetivos la reducción de las muertes y de los casos graves de Covid-19. Aunque todo este proceso se ha visto inmerso en disputas entre países, conflictos con empresas farmacéuticas y retrasos en la llegada de las vacunas, el plan de vacunación sigue su curso. Y su buena aplicación es una de las mayores esperanzas para frenar los efectos de la pandemia.

La campaña se encuentra en pleno proceso de aplicación a los primeros grupos-diana, entre los que se encuentran las personas mayores, grandes dependientes y los trabajadores de las residencias, y sanitarios de primera línea. Ahora se plantean los siguientes grupos que se vacunarán.

Cuáles serán los próximos grupos en vacunarse

Las noticias sobre la vacuna se suceden con bastante frecuencia, ya que tras la última ola de la pandemia y la aparición de nuevas cepas, las autoridades sanitarias buscan la mejor forma de acelerar el proceso de vacunación. En el caso de Andalucía, una de las acciones que se realizarán es la de la vacunación masiva de personas mayores de 80 años. Para conseguirlo se recurrirá a estadios y a grandes superficies, además de a los centros de salud.

Siguiendo la tónica con la que ya se comenzara a luchar contra esta enfermedad, la edad será uno de los factores claves a la hora de decidir los nuevos grupos de vacunación. El final de la primera fase incluirá a sanitarios del ámbito hospitalario y de Atención Primaria no considerados de primera línea. Tras los que comenzará una segunda fase.

Entre las novedades sobre la vacuna Covid-19, en dicha fase se encuentran ya personas mayores de 70 que no estén en residencias. Y se les llamará para vacunarse desde sus centros de salud. Quedaría por comprobar cómo podría acelerar la campaña la llegada de las primeras dosis de la vacuna de AstraZeneca a Andalucía, ya que éstas no se emplearán con mayores de 55 años.

Solidaridad y cuidados en tiempos de Covid-19

Durante todo este tiempo, en DediCares hemos intentando trabajar como tantas y tantas personas en cuidar a las personas mayores. Una labor que ha supuesto para todos aprender, adaptarse y seguir luchando a diario por cuidar de los que más nos importan. Incluso mediante acciones solidarias para poner nuestro granito de arena el tiempo que dure esta crisis sanitaria, o informando sobre las novedades sobre la vacuna Covid-19.

Nuestro equipo está perfectamente preparado para seguir dando un servicio de calidad, personalizado y que se centra en el bienestar de las personas. También en tiempos de la Covid-19. En este sentido alentamos a las familias a seguir disfrutando de la comodidad y la seguridad de su hogar, gracias a cuidadores profesionales que guardan las más estrictas medidas de seguridad y protección.

Puede contactar, sin compromiso, con nosotros y obtener presupuesto en menos de 48 horas.

 

contacta personas mayores a domicilio

La importancia de que la sanidad pública de una respuesta a la COVID-19 basada en los derechos

Faltan apenas unos días para que se cumpla el primer año desde que las autoridades chinas alertaron a la Organización Mundial de la Salud. Un brote epidémico de la COVID-19 empezaba a dar la cara de sus peligrosos efectos. Desde aquellos fatídicos días, el mundo se enfrenta a un gran reto en el que la sanidad pública desempeña un papel crucial.

Afortunadamente el nivel de información sobre el virus, y algunas de las mejores formas de evitarlo, es mayor en la actualidad. Incluso se han empezado a administrar las primeras vacunas en algunos países. Sin embargo los efectos de la pandemia están afectando de múltiples formas, y a diversos colectivos de la sociedad.

Con respecto a la desigual forma en la que los países se están enfrentando a la COVID-19, son muchos los colectivos y las organizaciones que recuerdan la importancia de que esa respuesta se base en los derechos humanos.

La sanidad pública y su defensa de las personas mayores

Uno de los sectores de la sociedad más vulnerable frente al virus está siendo sin duda el de las personas mayores. Y, aunque el esfuerzo de muchos países para cuidar a sus mayores ha sido evidente, no hay que ignorar que los estándares de esta atención han sido desiguales. En otros casos el respeto a los derechos humanos ha sido pésimo o casi inexistente.

Durante la segunda ola del coronavirus han aumentado los estudios médicos, la investigación y las acciones directas para combatir la pandemia. A nivel nacional, la sanidad pública ha sido el eje vertebrador de las acciones más importantes para paliar los efectos de la COVID-19. Uno de los ejemplos más claros ha sido el adelantamiento de la campaña de vacunación de la gripe por parte de las comunidades autónomas.

En el caso de los diferentes países, y en la mayor parte de los casos, las normas generales de atención a las personas mayores se está estableciendo por los gobiernos. Para vigilar que esas normas se cumplan correctamente, muchas organizaciones, colectivos y agentes sociales se esfuerzan a diario por informar sobre cómo hacerlo.

Siete principios de una respuesta basada en los derechos humanos

Un buen ejemplo de este esfuerzo podría ser el de la guía propuesta por HelpAge International.

La guía con Siete principios para que la sanidad pública de una respuesta frente a la COVID basada en los derechos es clara y sencilla. Uno de sus objetivos es el de medir si en los diferentes países se están cumpliendo dichos principios.

  1. Tratar a las personas mayores con respeto: Es decir, tratarlas bien. Sabiendo que son tan importantes como el resto.
  2. Tratarlas de forma justa: Evitando que las normas que se impongan les causen problemas o le hagan la vida más difícil.
  3. Asegurarse de que las personas mayores forman parte de la comunidad, y que tienen las mismas oportunidades que todos los demás. En este aspecto hay que asegurar que las reglas funcionan para todos igual. Sean hombres, mujeres o tengan cualquier tipo de discapacidad.
  4. Asegurarse de que las personas mayores toman sus propias decisiones. Deben tener para ello toda la información que necesiten para tomar sus propias decisiones. Por supuesto, también con respecto a su tratamiento médico.
  5. Asegurar que las normas se hacen correctamente durante la COVID-19. Los gobiernos tienen que dar información clara sobre el virus, de una manera fácil y que llegue a todos.
  6. Las personas mayores tienen que formar parte de la creación de dichas normas frente a la pandemia. Se debe preguntar a las personas mayores, y además escuchar lo que opinen sobre esta nueva enfermedad y la forma de afrontarla.
  7. Asegurarse que las normas que se hacen durante la COVID-19 son adecuadas para las personas mayores. Los gobiernos deben tomar medidas si se tiene una buena razón para usarlas, pero deben revisar su utilidad para ver si siguen siendo necesarias.

Si estás preocupado porque algún familiar, que viva cerca o lejos de ti, pueda sentirse solo. O si crees que puede necesitar acompañamiento profesional, no dudes en ponerte en contacto con nosotros.

 

contacta personas mayores a domicilio

Extremar los cuidados en Navidad

Se acercan unas fechas muy especiales, y es necesario que todos seamos conscientes de la importancia de extremar los cuidados en Navidad. Desde DediCares somos muy conscientes de que los cuidados son importantes siempre, con o sin días festivos. Pero en esta ocasión queremos aportar nuestro granito de arena para concienciar sobre cómo podemos ayudar a los demás estas Navidades. En especial a todas las personas mayores.

Es cierto que este 2020 quedará marcado como un año trágico ante las cifras tan nefastas arrojadas por la COVID-19. Los esfuerzos realizados por toda la sociedad y los cambios a los que nos hemos visto obligados han supuesto un antes y un después.

Para las personas mayores ha tenido efectos directos en el cambio de rutinas saludables, en la actividad física relacionada con poder salir a la calle, en la asistencia sanitaria o la obtención de medicamentos, entre otras cosas. Pero esta enfermedad infecciosa ha tenido también repercusión en otro tipo de aspectos psicológicos. Como explicamos en nuestro anterior post.

Campaña ‘El mejor regalo es cuidarnos’

Con la intención de concienciar a los españoles de los beneficios de aumentar los cuidados en Navidad, el Ministerio de Sanidad ha puesto en marcha la campaña ‘El mejor regalo es cuidarnos’. Una campaña que queda bien plasmada en este vídeo:

Las personas mayores son plenamente conscientes de que la crisis del COVID-19 no ha sido la primera, ni será la última, que nos podría afectar como sociedad. Por eso es necesario que, como muchos de ellos llevan haciendo toda su vida, todos hagamos un esfuerzo como sociedad por adaptarnos y hacer las cosas de la mejor forma posible. Además, extremar los cuidados en Navidad es una gran forma de agradecer el esfuerzo que están realizando todos los sanitarios.

Tener presente las 6 M para aumentar los cuidados en Navidad

Entre las recomendaciones realizadas por el Ministerio de Sanidad destacan las llamadas » las 6 M». Son medidas relativamente sencillas de hacer, ya que se han ido practicando desde los primeros meses de la pandemia.

– 1 Mascarilla: Hay que usarla también en las reuniones familiares.

– 2 Metros: Mantener la distancia de al menos 1,5 metros entre los asistentes.

– 3 Manos: Lavarse las manos frecuentemente con agua y jabón.

– 4 Menos: Mientras menos contactos mejor, en una burbuja estable.

– 5 Más: Ventilación y actividad al aire libre y con las ventanas abiertas.

– 6 Me: Quedo en casa si tengo síntomas o me han diagnosticado de COVID, si estoy esperando los resultados o si he estado en contacto con un caso.

Además de estas recomendaciones, la Junta de Andalucía ha prorrogado hasta el próximo día 12 las medidas actuales frente al coronavirus. Por lo que habrá que estar muy atentos para saber cómo se flexibilizarán las medidas ante los días de Navidad.

Un pequeño paso hacia la esperanza

Una importante noticia en la lucha contra la COVID-19 saltó a los medios de comunicación el pasado día 8. Margaret Keenan, una mujer de 90 años, se convirtió en la primera persona vacunada en occidente de manera oficial.

Los expertos advierten constantemente sobre la importancia de ser cautos ante la llegada de una vacuna salvadora en tan poco tiempo. Es importante que todos seamos conscientes de que la lucha contra el coronavirus será larga. Por tanto, los sanitarios recuerdan que no se puede bajar la guardia frente al virus. En cualquier caso, el arranque del plan de vacunación frente a la COVID-19 representa un primer paso para ayudarnos a cuidarnos frente al virus.

Si estás preocupado porque algún familiar, que viva cerca o lejos de ti, pueda sentirse solo. O si crees que puede necesitar acompañamiento profesional, no dudes en ponerte en contacto con nosotros.

 

contacta personas mayores a domicilio

Principales miedos de las personas mayores

Inmersos en la segunda ola provocada por el Coronavirus SARS-CoV-2, la sociedad mundial se enfrenta a nuevos retos. Tras el lógico desconcierto por la aparición repentina de la COVID-19,  los expertos disponen ahora de más información y estudios sobre otro tipo de efectos negativos, como la repercusión de esta enfermedad infecciosa en el aspecto psicológico. El temor ante este virus invisible ha afectado a las personas de diversas formas. Centrándonos en las personas mayores, los principales miedos ante la pandemia están relacionados con la mortalidad y con la soledad.

Los especialistas recuerdan que el virus ha tenido una especial incidencia directa en las personas mayores. En los medios de comunicación se ha mostrado cómo la COVID-19 se ha cebado especialmente en las residencias de la tercera edad.

Todo esto ha supuesto un importante impacto que ha generado, en las personas mayores, un incremento de la ansiedad ante la posibilidad de  quedarse solos o aislados durante meses, así como un aumento del miedo a morir.

Se ha hablado, además, de la sobreprotección de la ciudadanía hacia este colectivo como actos de muy buena voluntad, pero que quizás han podido ser contraproducentes. Ese propio miedo a que ellos se infectaran ha provocado que se hicieran recomendaciones del tipo “no salgas a la calle”, “no quedes con personas”, etc. ¿Qué ha supuesto todo esto? La disminución de la realización de actividades tanto saludables como sociales que tan beneficiosas son para todos, y en especial, para las personas mayores.

La soledad: un miedo que crece pero que no es nuevo

La sociedad, y los profesionales sanitarios al frente, están luchando a diario por descubrir y paliar los nuevos efectos que la COVID-19 está provocando. Sin embargo, los psicólogos también destacan que en ocasiones está agravando un problema ya existente. Uno de esos casos es sin duda el del sentimiento de soledad, que se ha convertido en uno de los principales miedos de las personas mayores.

Los profesionales recuerdan que, antes de la aparición de este virus, muchas personas mayores sufrían de depresión al llegar a la edad geriátrica. A los cambios físicos y psicológicos que conlleva el envejecimiento, también se suman factores como la separación de la familia, la distancia o la falta de una rutina saludable que mitigue dichos cambios.

Frente a este problema -ya existente- y su empeoramiento, es necesario un esfuerzo común de la sociedad por descubrir nuevas fórmulas y herramientas que ayuden a las personas mayores de la forma más adecuada.

La soledad no entiende de celebraciones

Nos acercamos a una fecha particularmente sensible para muchas personas. La Navidad es un periodo de reencuentros familiares, de compartir alegría y recuerdos, y de celebración. En ese sentido, se deberá tener siempre presente las recomendaciones que las autoridades pertinentes hagan sobre las medidas a adoptar en estas fechas tan señaladas.

Sin embargo hay que reconocer que el sentimiento de soledad para las personas mayores existe antes y después de los festivos. El trabajo, la familia y los ajetreos del día a día pueden provocar que nos olvidemos de nuestros seres queridos. Es importante que los hijos seamos conscientes de que al final de la vida, los padres se pueden convertir en hijos de sus hijos. Además pueden ser de una gran ayuda para luchar contra los principales miedos de las personas mayores.

No debemos olvidar que la COVID-19 está incidiendo especialmente en uno de los colectivos más vulnerables, las personas mayores. Por ello, no dejemos que estas fiestas navideñas sean más difíciles para ellos.

Si estás preocupado porque algún familiar, que viva cerca o lejos de ti, pueda sentirse solo. O si crees que puede necesitar acompañamiento profesional, no dudes en ponerte en contacto con nosotros.

 

contacta personas mayores a domicilio

DediCares solidaridad covid-19

En DediCares hemos estado trabajando muy duro durante estos meses desde que la Covid-19 llegó a nuestras vidas y nos vimos confinados en nuestras casas. Tiempo de esfuerzo para todos los que conformamos esta empresa de cuidados a domicilio para personas mayores.

Dadas las circunstancias, hemos reforzado nuestro equipo de cuidadores y hemos extendido nuestros servicios a las capitales más importantes de España. Hemos ampliado la asistencia a nuestros usuarios entendiendo que eran momentos de redoblar nuestro trabajo ofreciendo mayor seguridad y confianza.

No ha sido fácil para ninguno pues a nosotros han llegado personas con verdaderas necesidades y grandes miedos. La pandemia ha incidido en las personas mayores más débiles, los más perjudicados por esta crisis sanitaria que aún, a día de hoy, seguimos padeciendo con mucho temor.

Hemos estado atentos a la situación que vivían los más mayores y hemos comprendido que no solo con nuestro trabajo podíamos contribuir a mejorar su situación. Durante este tiempo, la soledad, la falta de atención y la desprotección han sido los grandes factores de esta población tan vulnerable.

Por eso hemos apoyado acciones solidarias realizadas por otras instituciones y además hemos querido contribuir directamente aportando nuestro granito de arena.

DEDICARES CONTRIBUYE CON ACCIONES SOLIDARIAS 

DediCares ha contribuido de forma solidaria en tiempos de crisis sanitaria entregando 200 pantallas protectoras a la Policía Local de Sevilla que han sido distribuidas a diferentes instituciones y a las personas más necesitadas.

 

DediCares solidaria durante la Covid 19

También se ha hecho entrega de mascarillas para el personal (sanitarios, policía local, limpiadoras,…) del Ayuntamiento de Villamanrique de la Condesa (Sevilla).

solidaridad durante la Covid-19

Estamos seguros de que seguiremos estando ahí colaborando y apoyando acciones que contribuyan a mejorar el bienestar y la seguridad de aquellos que más lo necesitan, pero no olvidamos lo que somos y continuamos trabajando con ahínco por aquellos que nos importan, las personas mayores dependientes.

SERVICIOS ESPECIALES EN TIEMPOS DE COVID-19

En DediCares alentamos a las familias a que mantengan en sus hogares a sus seres queridos. Es importante, ahora más que nunca, que ese familiar, el cual necesita cuidados, esté atendido en el mejor sitio posible, es decir, en casa y por las mejores manos, gracias a cuidadores profesionales, con las máximas medidas de seguridad y protección.

Nuestra empresa de cuidado de personas mayores a domicilio, puede garantizar que tu familiar estará seguro y bien cuidado.

Ya hay muchas personas en España que están siendo atendidas por nuestros cuidadores.

Durante esta crisis sanitaria estamos ofreciendo dos servicios especiales:
✔️Servicio cuidador externo: 12 horas al día
✔️Servicio cuidador interno: 24 horas al día / 365 años

Puede contactar, sin compromiso, con nosotros y obtener presupuesto en menos de 48 horas en este enlace 👉

contacta personas mayores a domicilio Dos Hermanas