Entradas

cuidadora interna a domicilio

Las personas mayores que han elegido vivir sola en casa pueden encontrarse con muchas dificultades en su día a día. Algunas veces por falta de movilidad, otras veces por demandar ciertos cuidados especiales o quizás, por necesidad de acompañamiento o de atención requieren a un cuidador interno a domicilio casi las 24 horas al día. 

Es cierto que no es fácil tomar esta decisión por lo que esto puede conllevar. Primero, porque hay que aceptar que tienes necesidades especiales y que debes solicitar la ayuda a otra persona si quieres ver mejorada la calidad de vida. Segundo, porque va a formar parte de tu cotidianidad una persona que no conoces y que no te conoce.

No es un proceso sencillo, eso está claro, pero es necesario en momentos donde buscas encontrar solución a problemas como la soledad, la falta de atención o la necesidad de cuidado.   

¿QUÉ ES EXACTAMENTE UN CUIDADOR INTERNO A DOMICILIO?

Es un profesional de la asistencia domiciliaria que ostenta estudios de auxiliar de geriatría, auxiliar de enfermería,… y con gran experiencia en el cuidado de personas mayores.  Es muy importante identificar desde el principio cuáles van a ser las necesidades del usuario así como detallar las tareas que se le va a asignar para poder seleccionar el perfil del cuidador más idóneo.

Las funciones de un cuidador interno a domicilio van desde el aseo personal hasta la realización de pequeños recados, pasando por el seguimiento y la toma de la medicación, el acompañamiento a citas, la preparación de comida saludable y la realización de las tareas domésticas.

En relación a los derechos del cuidador interno, hay que tener en cuenta que según el BOE (Boletín Oficial del Estado) y teniendo como referencia los derechos de cualquier trabajador, un cuidador interno dispone de todos los festivos del año libres y de 30 días de vacaciones (se pacta entre la familia y el propio cuidador). Se establece dos horas de descanso al día durante la jornada así como 36 horas consecutivas libres los fines de semana.

No hay que olvidar además que el tiempo que transcurra el cuidador en el domicilio del usuario es tiempo de trabajo aunque no esté realizando ninguna actuación directa.

CONSEJOS A LA HORA DE ELEGIR UN CUIDADOR INTERNO: ¿QUÉ DEBES TENER EN CUENTA CUANDO CONTRATAS ESTOS SERVICIOS?

En primer lugar, debemos saber cuáles son nuestras necesidades con el fin de encontrar la mejor solución. La opción del servicio interno es la mejor medida para aquellas personas que no quieren acudir a una residencia, buscan una atención en exclusiva y tienen necesidades especiales.

En segundo lugar, exponer claramente a la empresa de cuidados a domicilio cuáles son los requerimientos por lo que se quiere contratar a un cuidador interno: cuáles son los hábitos cotidianos, las condiciones físicas y psíquicas, la alimentación y la medicación que toma el usuario,… Todo ello con el fin de que la empresa de cuidados a domicilio pueda seleccionar a la persona que mejor pueda atender y comprender las necesidades de la persona que va a atender.

Además, prever que inicialmente habrá un tiempo donde es necesario que el usuario y el cuidador interno se conozcan. Es importante tener calma en este proceso y empatizar con la persona que, a partir de ahora, va a formar parte de tu vida.

Por último, ser consciente de que la empresa de cuidados a domicilio realizará un seguimiento de las labores y de los quehaceres del cuidador interno con el objeto de evaluar y confirmar que hay un cumplimiento correcto del trabajo.

 

Nuestro último consejo, evitar sorpresas y acudir a una empresa especializada en el cuidado a domicilio que te ofrezca garantía. DediCares puede encontrarte el cuidador interno que se adecue a tus necesidades. Contacta con nosotros: info@dedicares.com