Entradas

boca seman personas mayores

La boca seca, también conocida como xerostomía, es un problema común entre las personas mayores. Aunque a menudo se pasa por alto, puede tener un impacto significativo en la calidad de vida y la salud bucal en general. En este artículo, exploraremos cuándo preocuparse por la boca seca en las personas mayores, las posibles causas detrás de este problema y qué se puede hacer para aliviarlo.

La boca seca es más que simplemente sentir sed ocasionalmente. Es una afección crónica que ocurre cuando las glándulas salivales no producen suficiente saliva para mantener la boca húmeda. La saliva es esencial para la salud bucal, ya que no solo facilita la deglución y la digestión de los alimentos, sino que también protege los dientes y las encías contra las bacterias dañinas.

¿Qué enfermedad provoca la boca seca en las personas mayores?

La boca seca en las personas mayores puede ser causada por una variedad de factores, que incluyen:

1. Medicamentos: Muchos medicamentos comunes, como los utilizados para tratar la presión arterial alta, la depresión, la alergia y la enfermedad de Parkinson, pueden tener como efecto secundario la reducción de la producción de saliva. Las personas mayores a menudo toman múltiples medicamentos, lo que aumenta el riesgo de boca seca.

2. Problemas de salud: Algunas enfermedades crónicas, como la diabetes, la enfermedad de Alzheimer y el síndrome de Sjögren, pueden estar relacionadas con la boca seca. Además, las personas mayores a menudo tienen condiciones médicas que aumentan el riesgo de xerostomía, como la hipertensión y la artritis.

3. Radioterapia y quimioterapia: Las personas mayores que han recibido radioterapia en la cabeza y el cuello o quimioterapia para tratar el cáncer pueden experimentar daño en las glándulas salivales, lo que lleva a la boca seca.

4. Cambios hormonales: Las alteraciones hormonales asociadas con el envejecimiento, como la menopausia en las mujeres, también pueden contribuir a la sequedad bucal.

5. Hábitos de vida: Fumar y beber alcohol en exceso son factores de riesgo conocidos para la boca seca, y estas prácticas a menudo persisten en la vejez.

¿Qué se puede tomar para la sequedad de la boca?

La boca seca en las personas mayores no solo es incómoda, sino que también puede tener consecuencias negativas para la salud bucal. Aquí hay algunas estrategias que pueden ayudar a aliviar y prevenir la boca seca:

1. Hidratación constante: Beber agua regularmente es fundamental para mantener la boca húmeda. Las personas mayores deben llevar una botella de agua consigo y recordar tomar pequeños sorbos durante el día.

2. Chicles sin azúcar o caramelos: Masticar chicles sin azúcar o chupar caramelos sin azúcar puede estimular la producción de saliva y aliviar la sequedad de la boca.

3. Evitar el alcohol y el tabaco: Reducir o eliminar el consumo de alcohol y dejar de fumar puede ayudar significativamente a mejorar la salud bucal y reducir la boca seca.

4. Humidificadores: Usar un humidificador en el dormitorio durante la noche puede ayudar a mantener el aire húmedo y reducir la sequedad bucal.

5.Evitar alimentos irritantes: Los alimentos picantes, ácidos y salados pueden empeorar la sequedad de la boca. Evitar estos alimentos o consumirlos con moderación puede ser beneficioso.

6. Cuidado bucal adecuado: Mantener una higiene bucal rigurosa es esencial para prevenir problemas dentales relacionados con la boca seca. Esto incluye el uso de un cepillo de dientes suave y pasta dental con flúor, así como visitas regulares al dentista.

7. Consultar a un profesional de la salud: Si la boca seca persiste o se vuelve problemática, es importante buscar la ayuda de un médico o dentista. Pueden recomendar tratamientos específicos, como enjuagues bucales y geles lubricantes, o ajustar la medicación si es necesario.

En resumen, la boca seca es un problema común en las personas mayores y puede tener múltiples causas, incluyendo medicamentos, enfermedades y cambios hormonales. Sin embargo, existen estrategias efectivas para aliviar y prevenir la sequedad bucal, lo que puede mejorar la calidad de vida y la salud bucal en general de las personas mayores. Siempre es importante buscar orientación médica cuando la boca seca se convierte en un problema persistente.